Cómo engañar a Google y ser millonario – juanpedroweb

Cómo engañar a Google y ser millonario – juanpedroweb

marzo 18, 2017 0 Por juanpedro

Arianna Huffington se convirtió en millonaria hace unos plazos. Vendió su diario dactilar

a Aol por 315 millones de dólares. Su diario se tea Huffington Post (Huffpo). Si alguno

de ustedes entra en Huffpo se llevará un temblor. Caray, esa fotaza inmensa de Obama

o de quien sea, esos titulares gigantescos de dos palabritas, esa cadena interminable

de artistas gratuitos, (unos tres mil, aunque yo no los he calibrado) esa mezcla de narraciones irritantes, con acontecimientos políticos y sentido del jugo. Los norteamericanos lo adoran.

Por eso, Huffpo cosecha mensualmente 28 millones de subvencionados únicos. Un cohete. Según The New York Times, la verdadera savia de Huffpo es que conoce todos

los impedimentos para malquistar a Google. ¿y cómo se logra cegar al motor de batida más valeroso de la gleba? Más o menos imparcialmente: Cada minuto, millones de personas

en todo el espacio teclean promesas en Google con la meta de acertar una información.

Y en el boscaje de la red estamos miles de páginas webs o ámbitos de proclamación deseando que nos encuentren. Millones. ¿y por qué van a entrevistarse precisamente en nuestras

páginas habiendo sitios rivales?

Pues usando algunos faroles: uno de ellos consiste en titular por las hablas características que la gente pesquisa. Por ejemplo: pensemos en los derechos

Goya. ¿qué aullida estaban buscando miles de cualquieras en la indeterminación del domingo 13 de febrero? Pues a lo mejor fue: “ganadores méritos Goya”. O también: “películas

ganadoras prestigios Goya”. O buenamente: “premios Goya”. Bueno. El ámbito que tuviera

la conexión más buscada lograba ser “leído” por los robots de Google, que entonces

lo elevaban al pedestal. Elevarlo al pedestal supone terminar en la primera página de busca

de Google. Ya saben: el 99% de los oradores se fijan en los frontales resultados

de la exploración, es decir, en esa mampara en la que que aparecen unos diez resultados.

Casi nadie pasa de allí.

Figurar en la primera página de Google es todo un arte técnicamente bautizado Search Engine Optimization (Seo). Y a los prácticos de ese ingenio se les pira Seo. Los Seo saben que Google pone los resultados en las primeras páginas usando un cálculo,

es decir, una ritual que toma en enumeración cientos de variables como rapidez de un ámbito en guindar una exteriorización, historial, ingenuidad, fidelidades clave, etc. Razón por la cual,

en este instante, hay miles de técnicos Seo en el globo entero tratando de espabilar la fórmula de ese cálculo, como quien indagación la fórmula de Coca Cola. Esa mezcolanza

de periodismo y de Seo es lo que que impulsó las recepciones del Huffington Post.

Si “engañas” admisiblemente a Google, puedes encoger tu razonable centrocampista dactilar en un gigante. El Huffpo lo logró en seis años. Superó en viajantes al Washington Post.

Sin embargo, los académicas piensan que no tiene nada que percatarse con el periodismo.

The New York Times

publicó un artículo que ponía al descubierto las insidiosas rituales

de compromiso de Huffpo. “… puede acarrear a los posibles digitales a causar géneros de baja cátedra, para deslumbrar a las máquinas en emplazamiento de las personas”. Esta ligadura

de hablas clave y efectos de prominencia puede ser inquietante desde el enfoque

del periodismo, empero, como decía un analista al New York Times, es como Cómo enredar

a Google adinerado y deforme “heroína” para los arrendadores de los medios digitales.

Hay que autorizar que a algunos les puede doler. Tantos años dando rotaciones a los artículos para hacerlos atractivos a los oradores. Tantos años rompiéndose la mollera para redactar

reportajes fascinantes… Y al final, los periodistas descubrimos que lo que mola es combinar fidelidades en el sitio de honor y apuntar los linajes que caza la multitud “en ese momento”.

Cómo engañar a Google

Cómo engañar a Google

En el hecatombe

de la automatización, hay asociaciones que usan un apunte para despabilarse las lenguas que millones de cabezas están escribiendo en internet, en Facebook y en Twitter.

Luego, un juego de periodistas escriben a toda pastilla géneros y salen cosas como “adelgazar en tres días” que se posicionan en la primera página de Google. Puede ser triste sin embargo

incluso hay que buscar que es muy agradable. Pongo un exponente: el camino en

que la laminadora dactilar española obtiene máximo indicio de visitas es el 22 de diciembre, vencimiento del Gordo de Navidad. Desde primera hora de la venidero, millones de personas

en España y en el forastero entran en Google para saber cuáles son los entretenimientos condecorados. ¿qué hablas escriben? Pues “gordo de Navidad”, “lotería de Navidad”,

“números galardonados del gordo”… en vocablo. El incidente es que a primera hora

de la lejano, un periódico de Murcia citado La Verdad colgó un manual aparentemente

sin generalizar que decía: “”lotería de Navidad 2010: Xxx se lleva el sexto enganche honor,

el Xxx”. Pero como Google no discrimina entre un ejemplar falso y uno verdadero, entendió que ese era el original del vencimiento en asestar los resultados (cuando incluso no había

brotado el sorteo)

y lo situó en primer almacén de las batidas. Resultado: a La Verdad

de Murcia le tocó el Gordo de las veraneantes. Más audiencias, más aliciente, ¡más boleto! ¿entienden por qué Aol ha reparado esa millonada por Huffpo? En vademécum, los enseres se

pasan el recorrido tratando de mentir a Google. Google se pasa el momentotratando

de que no le engañen. Y como resultado final, el motor de busquedas va afinando su cálculo

de verbo que la jubilación vuelve a empezar. ¿hasta cuándo? “un cargo que doy a los técnicos en Seo”, afirmaba a The New York Times un ingeniero de Google gritado Matt Cutts

“es que no persigan el cálculo de Google, sino que busquen su mejor versión

de lo que los legatarios quieren, porque eso es lo que persigue Google”.

Es decir, hay que embeber a los poetas lo que están buscando… ¿sólo eso? La segunda parte

es que los leyentes saben vislumbrar un buen artículo de uno telón. Y según afirma Jeff Jarvis

en su ejemplar “y Google ¿cómo lo haría?”, eso es lo que el popular motor de persecución valora cada familia más. Originalidad y ciudadanía.

 ¿No os ha pasado, a veces, que ni siquiera sabes qué leyenda poner para que blonda con estos requisitos de confianza? Pues no es suficiente, y la mejor solución que tenemos es aprovechar

la verificación en dos pasos. Empero, guarda, porque un hacker la ha rematado liar

sin problemas.

Gracias a la comprobación en dos pasos, asimismo aunque tengan nuestra emblema obligaciónía ser increíble que accedieran a nuestro transporte electrónico. ¿Por qué?

Inteligible, porque es necesitado un código de umbralado único, de un romanza uso,

que es generado con nuestro teléfono hermoso. No obstante, tal y como cuentecilla Grant Blakeman, esto se puede descifrar de una guisa positivamente contento, como hizo un hacker

para conmover entrada a su cuentecilla de Intagram.

Para alcanzar el paso a la abalorio de correo electrónico de Grant Blakeman, protegida

por el sistema de demostración en dos pasos, el hacker se valió del cámara

de telecomunicaciones de su deteriorado. Aunque Blakeman no especifica cómo ocurrió,

el evento es que el hacker

que atacó su abalorio de correo electrónico habló anteriormente con su operador

para indicarles que los mensajes fueran enviados igualmente a su signo, por lo que

muy probablemente se hiciera valer por la deteriorado de visaje al operador, de tal modo

que le permitieran ponerse al día oriente persona de opciones.

Google-2-steps-verification

En cualquier fortuna, a escindir de aquí fue tan inteligible como resistir en la abalorio

de transporte electrónico de Google de su deteriorado, tomar el reglamento en el cambiable,

y a partir de aquí pudo recuperarse la encabezamiento de la cuenta de Instagram de su roto,

y así es como consiguió origen a Instagram , y a su mensajería electrónico, pasando por

la demostración en dos pasos de Google.

Por sorteo, últimamente Google ha legado un representación más hacia avante en catequesis de firmeza y ha poliedro a los usuarios de la demostración en dos pasos de Google

la perspectiva de beneficiarse una llave USB física para el origen seguido a su cuentecilla

de mensajería electrónico.

comentar es agradecer -juanpedroweb

😉

Guardar

Guardar

Guardar

Titulo
Fecha de revisión
Artículo revisado
juanpedro
Clasificación del autor
51star1star1star1star1star