Proscrastinar el mal de todo freenlance y blogger

Proscrastinar el mal de todo freenlance y blogger

julio 15, 2017 0 Por juanpedro

Desde hace unos años alguien popularizó el período procrastinar para prestigiar a eso

de desatender para posteriormente lo que puedes realizar en la actualidad y se ha sometido

en uno de los más escuchados en los asuntos de abundancia y coaching —fue una de las voces

más buscadas en la Rae en 2016—. Es la guadaña de los freelance, una de las principales luchas cuando no tienes rector tampoco ninguno a quien redituar facturas luego

transcursos que actuar. Algunos aseguran que retrasar las actividades puede abastecer

a la creatividad.

Pero los profesores explican que llorar que tienes que actuar poco

y ser ineficaz de ponerte a ello es una raíz importante de ansiedad en el labor. Aunque incluso no se ha identificado como un conflicto grave, atrás de alguien que procrastina se encuentra

el desasosiego al aborto, a hacerte responsable de las consecuencias de tus resoluciones

y aun quebraderos de cabeza de sanidad como insomino, digestivos y todos los derivados

del estrés.

Recopilamos ocho tips para ceder de procrastinar y destruir uno de los principales enemigos de tu abundancia. Aplica la vía de ambos minutos Es asaz inseparable:

si la próxima empresa puedes hacerla en dos minutos o aparte —quien dice dos, dice tres, cinco o diez—, hazla ahora, pero no sea apremiante o prioritaria. Quítatela de adicionalmente.

Esta menstruación aparece en el vademécum Getting things done del gurú David Allen

y circunstancia parte de uno de los razonamientos de administración de faenas más populares. Te ayuda a obstruir actividades de tu lista y a despuntar por ejecutar las cosas

sencillas y atenazar ritmo. Recuerda: si proceder la ocupación te lleva a salvo periodo

que planificarla, hazla; si no, aplázala. Evita las expansiones Esta parece obvia sin embargo

es difícil.

¿quién no se ha recreado actualizando Facebook o abriendo y cerrando la frigorífica cada dos segundos? O: “Me encantaría entablar ahora a responder transportes aunque estoy

ocupadísima reorganizando el escritorio”. Si te pueden las redes sociales, hay ingenios como Saent que te ayudan a amordazar las notas mientras tanto trabajas. Si eres freelance,

plantéate seriamente unirte a un cabo de coworking —sin TV tampoco cocina—. También hay mecanismos como el Fidget Cube —un cubo para ceñir y clicar botoncitos y neumáticas

que no activan nada, solo por el placer de hacerlo— que te ayudan a deleitar a la parte

de tu caletre que se aburre y permite que las partes importantes estén abismadas.

Haz mindfulness

Para ayudarte con el acierto anterior, dale al mindfulness. Practicar esta regla que te irrigación a concentrarte en el tiempo presente ayudará a que tu mente se centre

en una sola actividad, evitando el multitasking (estar haciendo muchas cosas a la vez). Haz las cosas de una en una Los doctos señalan que la emoción de cuidado es importante para no

sentirse abrumado y rebosado. “Es perseverante que los procrastinadores tengan la emoción de no saber por dónde empezar”, explica Diana Navarro, psicóloga oficial.

“Por eso es en extremo importante partir las obras grandes e inabarcables en limitadas

y asequibles”. Navarro alega que lo más útil es nacer a proceder poco, lo que sea que esté relacionado con nuestro objetivo, y es mucho más comprensible si las actividades parecen

obedientes.

Fija tiempos inaplazables Los procrastinadores se caracterizan por poseer

del placer de la retribución inmediata, lo que les lleva a diferir las aceptaciones incluso

el último tiempo. Dicen que les gusta actuar bajo amenaza —deja de mentirte a ti mismo—

y que rinden más cuando se acerca el lapso final. Por eso es buena percepción autoimponerse datas término y convencerse de que son improrrogables. Si no tienes una data restringida,

todo se diluye y se vuelve impreciso en nuestra mente y corres el contratiempo de “dejarlo para más tarde” por siempre en la vida. Terminado es mejor que magnífico Insistir

en prosperar poco puede llevarte a estancarte. Es más recomendable que acentos varias profesiones al 80% que centrarte en consumirse una al 100%. Tu inducción es asaz distinta

cuando sientes que tienes tres ocupaciones adecuadamente hechas que cuando sientes

que tienes una perfecta y dos sin iniciar. En ese riesgo, aumenta tu ras de estrés y tienes

la emoción de estar más al linde.

La aún psicóloga sindical Elisa Sánchez advierte

de no fallecer a la Ley de Parkinson, que dice que “todo el compromiso se dilata indefinidamente incluso lijar todo el plazo vacante para su completa realización”. Es decir,

Proscrastinar el mal

Proscrastinar el mal

no ocupes una tarde entera en ejecutar una labora que podrías llevar a cabo en dos horas si solo tuvieras dos horas. Gestiona tu resolución, no tu momento Deja de comprarte agendas

—¿cuántas tienes que no pasaron de febrero?—. No porque tengas más herramientas para organizarte rindes más: tan solo estarás ordenando mejor todas las ocupaciones que estás

dejando para seguidamente.

Gestiona tu pedantería para digerir tu periodo de apariencia real. Es decir, localiza los términos del vencimiento en que rindes más y te sientes avispado

e inquieto, empieza por las faenas más extenuantes: Sánchez recomienda sugerir

las profesiones que requieren más aglomeración en tus horas más productivas e andar revisando si cumples con los pagos para cada estrecha punto.

Aunque intentemos engañarnos a nosotros mismos con la meditación de que trabajamos mejor bajo obstrucción, lo cierto es que hay otros abundantes sesos mentales y emocionales

que nos impiden ponernos a ejecutar las laboras con momento. La psicóloga oficial Elisa Sánchez destaca sazones como que la ocupación no está en línea con los objetivos —no sabes

en extremo adecuadamente por qué tienes que hacerla— o no percibimos la utilidad

de realizarla y por esto nuestra motivación disminuye. Querer producir varias cosas unánimente ni nos contribución a concentrarnos y los boicoteos emocionales, como el temor

al revés, un perfeccionismo

desmedido o baja autoconfianza son otras instruccionesen gran medida constantes, no obstante no siempre conscientes”, explica Sánchez. Si a esto le unimos

pernios mentales como el objetivo Zeigarnik —la afinidad a parecerse profesiones inacabadas o paralizadas con decano soltura que las que han sido completadas—, no habrá energía

Proscrastinar el mal

en este orbe que nos haga ponernos a ejecutar. Pero uno de los impedimentos que más pueden dañar, sobre todo en colocaciones apremiantes o importantes,

son los entrenamientos obsoletos. Según Sánchez, es mucho más comprensible proseguir posponiendo profesiones si este artilugio nos ha sido útil en veces anteriores. Por ejemplo, si

no has finalizado tus faenas a momento y finalmente no se necesitaban o las ha cumplido otra habitante. “En esos lances intuimos o sabemos que no es tan importante hacerlo.

Hay que mantener cuidado con esta crítica porque es enormemente factible.

 

Titulo
Fecha de revisión
Artículo revisado
no has finalizado tus faenas a momento y finalmente no se necesitaban o las ha cumplido otra habitante. "En esos lances intuimos o sabemos que no es tan importante hacerlo. Hay que mantener cuidado con esta crítica porque es enormemente factible
Clasificación del autor
51star1star1star1star1star